667 01 09 00 / 91 323 19 83 info@afloraconsulting.com

Vivimos en una era marcada por la inmediatez, la rapidez digital y la constante necesidad de innovación para estar al día en el ladder de la información. Esto puede llegar a ser una gran presión añadida al día a día y generar una situación de inestabilidad tanto en la vida personal como profesional. Los cambios nos dan miedo porque nos obligan a salir de nuestra zona de confort, pero piénsalo un instante, ¿Si  todos los trabajos tuviesen las mismas condiciones económicas y laborales, cuál elegirías? ¿Te hace feliz lo que estás haciendo ahora mismo? Deja de lado esas barreras y plantéate si realmente te está haciendo llegar a tu realización personal completa.

Para conseguirlo, sólo tienes que focalizar tu poder interior para entrar en sintonía con él. Sabes que hay talento dentro de ti y también, que podrías sacarle mucho más partido, sin embargo son las creencias que hemos adquirido como consecuencia de nuestro entorno las que limitan nuestros sueños, aquellos cuya característica principal es posibilitar al ser humano para ser capaz de convertir en realidad su verdadero yo, de sacarlo al exterior y ser la versión de ti que quieres ser.

Mindfulness

Ante el descubrimiento de la inteligencia emocional como fuente de beneficios para el desarrollo profesional del ser humano, han saltado a la luz multitud de técnicas y programas que pretenden introducir la meditación en el día a día de las organizaciones para fomentar el crecimiento personal de sus miembros.

La meditación no es algo nuevo. La humanidad ha comprendido la profundidad de su ser desde los orígenes, aunque ahondar en ella haya sido privilegio exclusivo de unos pocos, por haberse mantenido oculto este conocimiento durante mucho tiempo. Desde los orígenes de la historia y en todas las civilizaciones y religiones se ha manifestado la necesidad de meditar de multitud de formas, desde la dinámica como el taichí o el tao en China, pasando por los libros sagrados de Veda y Avesta, hasta los místicos católicos, todos se entrelazan por el hilo común de la conexión mente-cuerpo-espíritu.

Alcanzar un buen balance de esta triple conexión se ha convertido en objetivo fundamental para el buen funcionamiento de la empresa y sus trabajadores, probablemente debido a la necesidad de potenciar habilidades como el control del estrés y gestión de las emociones con técnicas de mindfulness, que además de ser una gran ayuda para mejorar esas habilidades, potencia otras muchas capacidades humanas como la creatividad o la capacidad de adaptación a cambios laborales.

Aprender a dominar estas técnicas será la llave que abre la puerta interior hacia un nuevo estado del ser en el que tú eres el dueño de tu vida: tú decides cómo ves el mundo y cómo te relaciones con él. Con formaciones más avanzadas en coaching es posible llevar esas capacidades al siguiente nivel para poder aplicarlas de una manera todavía más eficiente en tu entorno laboral (en cómo interactúas con tus empleados/superiores o cómo te afectan los contratiempos de agenda, por ejemplo) y ver cómo empieza a ser mucho más fácil la consecución de objetivos y metas personales.

 

Pin It on Pinterest

Share This