667 01 09 00 / 913 23 19 83 info@afloraconsulting.com

En este nuevo post de empleabilidad se tratarán las fases existentes en el proceso de búsqueda de empleo. En el anterior, estuvimos analizando las principales fases que seguía una empresa cuando tenía que elegir al candidato ideal. Aquí, se estudiará este proceso desde el punto de vista de la persona que busca empleo.

Buscar empleo puede ser un trabajo en sí mismo, dada la longitud y la dificultad que puede entrañar este proceso. En este sentido, el consejo más importante es el de la paciencia. El proceso de búsqueda de empleo puede durar hasta varios meses y se ha de estar preparado para saber que te pueden decir que no.

Fases en el proceso de búsqueda de empleo:
  • Identificar los puestos de trabajo: El primer paso que dar es identificar los puestos de trabajo que se quiera desempeñar en función de tu formación, experiencia y/o habilidades.
  • Identificar posibles empresas: ¡Dos ojos ven más que uno! así que informa a tu círculo más cercano que estás en búsqueda de empleo y pídeles su ayuda. Además, acude a las oficinas y a los buscadores de empleo (Linkedin, Infojobs…) o solicita asesoramiento a un profesional, como Aflora, para que te guíe.
  • Preparar material para la presentación: Es imprescindible un CV actualizado y una carta de que se ajuste a los puestos a los que se aspira. Además, puedes prepararte cualquier otro documento que te puedan pedir como títulos o certificados.
  • Planifica el tiempo: Con el objetivo de no perder tu meta, organiza cada día como si de una jornada laboral se tratara, respeta los tiempos tanto de búsqueda como de descanso. Dedica este tiempo a adaptar los CV´s y las cartas de presentación en función del puesto al que vas a aplicar.
  • Prepararte para la entrevista: Conseguida la ansiada respuesta positiva de la empresa, recopila toda la información acerca de la empresa que te ha concedido la entrevista. Este hecho refleja interés, iniciativa y proactividad. ¡Este puede ser tu punto diferencial!
  • Acudir a la entrevista: Ir vestido de forma adecuada, formal y cuidar tu lenguaje corporal, intentando dar una imagen de amabilidad, positivismo y buen ánimo. No siempre se acude directamente para la entrevista final, por lo que ve preparado para cualquier tipo de prueba que te pidan realizar. Al terminar, no olvides de dar las gracias a la persona responsable del proceso por concederte su tiempo.
  • Evaluar la entrevista: Reflexiona sobre la entrevista o las pruebas que acabas de realizar para saber en que podrías mejorar cuando se presente la próxima ocasión.
  • Oferta de trabajo: Si te ha llegado una oferta formal de la empresa… ¡enhorabuena! Eso querrá decir que has pasado todas las cribas de selección. Lee detenidamente el contrato ofrecido y llama a la persona responsable de la empresa en el caso de que tuvieras cualquier duda respecto a las funciones, obligaciones, horario o salario.
  • Incorporación: Una vez firmado el contrato, es cuando se produce la incorporación oficial en la empresa. Esta será la primera toma de contacto con tus compañeros y superiores, por lo que la primera impresión es importante. Sé una persona amable y educada, y no te dé vergüenza preguntar cualquier duda a tus compañeros por mínima que te parezca.

Como se puede ver, el proceso de búsqueda de empleo incluye más fases aparte de la búsqueda de ofertas y la realización de la entrevista personal. Se trata de un proceso en el que debes tener en cuenta tus habilidades, capacidades y motivaciones, con el objetivo de mostrarlas de la manera más eficiente en cada una de sus fases, para conseguir el trabajo de tus sueños. Dada la importancia de la búsqueda de empleo, Aflora pone a tu disposición distintos servicios de outplacement y recolocación además de, servicios de coaching de carrera con el objetivo de conocerte mejor y poder sacarte todo el partido posible.

Share This
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?