667 01 09 00 / 913 23 19 83 info@afloraconsulting.com

Elegir una carrera profesional, ya sea la primera vez o para cambiar de estilo de vida, es una tarea compleja que requiere una toma de decisión importante y meditada. En esta elección intervienen tanto factores sociales como psicológicos. No solo debemos centrarnos en lo que nos gustaría sino también en lo que nos motiva y en lo que nos hace sentir agusto. De esta manera, podemos diferenciar distintos aspectos que afectan a la elección:

Personalidad: La personalidad son esos rasgos estables en el tiempo que nos empujan a comportarnos de una forma u otra, en cierta medida median en lo que nos gusta y nos motiva. Todos tenemos un perfil diferente, determinado por nuestros aprendizajes previos y la carga genética de nuestros padres. Conocerlo nos ayudará a saber en qué tipo de puesto de trabajo nos encontraremos más cómodos.

 

 

 

 

Inteligencias múltiples: Al igual que con la personalidad, todos poseemos en cierta medida cada una de las inteligencias que Gardner describe en su teoría. Su distribución y aquellas más salientes condicionarán nuestras habilidades, que es lo que se nos da bien. Así, por ejemplo, si lo que quiero ser es escritor, deberé tener desarrollada la inteligencia lingüística, pero es posible que no sea tan necesaria la lógico-matemática para desempeñar este trabajo. O si quiero ser piloto, será imprescindible la inteligencia espacial, con el fin de poder orientarme, pero no tan importante la lingüística que se ha comentado anteriormente.

 

 

 

 

Cultura: Todos estamos determinados por la cultura y la sociedad en la que vivimos. Está nos enseña distintos sesgos o estereotipos que pueden afectar a la elección de la carrera profesional. Un ejemplo de esto podría ser el estereotipo de género y la consideración de carreras típicamente femeninas o masculinas. Saber identificar estos pensamientos y apartarlos de nuestra toma de decisiones, nos permitirá un mayor abanico de opciones además de, una de una elección más objetiva.

La pertenencia a distintos grupos sociales determinará nuestros gustos, aficiones y también nuestra profesión

Grupos sociales

Grupos primarios: Los seres humanos somos seres sociables. Desde que nacemos vivimos rodeados de otras personas que de manera intencionada o no influyen en nosotros, en nuestra forma de pensar, actuar y decidir. Tanto la familia, como los amigos, como los grupos de referencia a los que queremos pertenecer influirán en nuestras percepciones y deseos. Así que, si toda nuestra familia estudió derecho y son grandes abogados, es posible que nuestra inclinación sea elegir esa carrera. Si tus amigos consideran interesante el mundo de los coches, es posible que te decantes por carreras mecánicas que te acerquen a este mundo. Por otro lado, si eres un apasionado de la música y de AC DC es posible que te plantees una carrera más artística, siguiendo los pasos de tus ídolos.

 

El mercado: No solo influyen algunos aspectos subjetivos en la elección de la carrera, también algunos tan objetivos como la situación del mercado y la economía actual. Porque no solo nos movemos por pasiones, también somos seres racionales que esperamos por medio de esta elección poder sobrevivir y crecer como persona. En este sentido, la elección pudiera estar guiada por las profesiones más demandadas en el momento o los sueldos que se puedan llegar a alcanzar.

Son muchos otros los factores que pueden afectar a la elección de tu carrera profesional. Aquí hemos detallado algunos de los más relevantes. Lo importante es tenerlos en cuenta, hacer un análisis crítico del entorno, como nos influye, y de nosotros mismos, que nos gusta, que se nos da bien y con qué nos sentimos agusto. Con el fin de tomar una decisión lo más acertada posible y conseguir encontrar un medio que nos permita crecer como persona, aportando a la sociedad.

Share This
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?