667 01 09 00 / 913 23 19 83 info@afloraconsulting.com

Ahora que las organizaciones más que nunca han necesitado una reinvención y contar con una gerencia que fuera líder, capaz de motivar y dirigir a sus empleados, incluso desde casa, se hace más visible la necesidad de formar a nuestros trabajadores en habilidades de liderazgo y gestión de equipos. El coaching, en este sentido, es una herramienta fundamental para conseguir este objetivo.

En primer lugar, nos debemos preguntar qué el coaching: Useche expone que el coaching proviene de “entrenador o preparador”. Se trata de aquella persona encargada de guiar y acompañar a un individuo o grupo hacia la consecución de sus objetivos y la mejora del desempeño en sus tareas diarias.

De esta manera, se especifica el rol que la persona quiera poseer y se elaboran estrategias y técnicas para adaptarse a él. Esto le permitirá desenvolverse de manera más asertiva y eficiente, en un ambiente específico. El coaching sería aquella herramienta enfocada en la optimización de procesos, donde se busca potenciar y enfocar el comportamiento hacia una motivación intrínseca que permita tanto la satisfacción laboral como profesional, consiguiendo ese “éxito en la vida” tan ansiado.

El éxito en la vida

Este éxito en la vida está influido por múltiples factores. Daniel Goleman (1995) definió que la inteligencia sólo era capaz de predecir ese éxito en un 15%. El resto, dependía de otros factores relacionados con las relaciones interpersonales, como la inteligencia emocional, las aptitudes y actitudes y la personalidad.

Son en el modelamiento y desarrollo de estos otros factores donde el coach adquiere una posición protagonista, promoviendo un aprendizaje activo sobre la influencia que adquieren en nuestras percepciones y procesos cognitivos-afectivos. Conocer cómo afectan nos permite modularlos con el fin de poder adaptarlo al rol o la situación requerida. Esto es especialmente relevante en los entornos laborales en los que el trabajo individual ya no es una opción necesitando líderes capacitados para dirigir equipos multidisciplinares.

En este sentido, los líderes que tienen una alta inteligencia emocional son capaces de predecir mejor las reacciones particulares de sus subordinados en situaciones específicas. En relación con la personalidad, ciertos patrones de personalidad se relacionan con uno u otro tipo de liderazgo. Entender tu perfil, como influye en tus relaciones y cómo maquillar estos rasgos, permite a los gerentes que la adopción de este estilo de liderazgo, promotor de la autodeterminación de sus trabajadores, sea más profunda, promoviendo que este se mantenga tanto en el tiempo como en distintas situaciones.

Conclusiones finales

Se ha comprobado gracias a diversas investigaciones que el éxito empresarial depende, cada vez más, de la habilidad que tengan los cabezas de equipo de manejar el grupo de tal manera que los miembros, incluido el líder, lleguen a conformar un todo, trabajando de forma conjunta en la resolución de problemas y desarrollo de soluciones.

Dada la importancia del coaching en el desarrollo de estas habilidades, y la versatilidad que presenta como herramienta de crecimiento personal y profesional. Aflora ofrece distintos cursos de introducción al coaching dirigido a particulares además de, distintos productos de coaching ejecutivo que permitirá que tu empresa y sus trabajadores saquen todo el potencial que llevan dentro.

Share This
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?