667 01 09 00 / 91 323 19 83 info@afloraconsulting.com

Hoy más que nunca el factor humano tiene especial peso y relevancia en la organización de cualquier empresa. El término Design Thinking hace referencia a un enfoque de innovación que ayuda a infundir estrategias comerciales basadas en el coaching ejecutivo y que posee un diseño centrado en el ser humano. Una de las estructuras de negocio que más fácilmente se adaptan a este DesignThinking es el modelo de desarrollo de equipos de Bruce Tuckman (1965).

Este modelo de negocio busca aprovechar el poder individual de cada trabajador como unidad diferenciada e indispensable de la estructura organizacional y se ayuda de las nuevas tecnologías para encontrar vías creativas en la resolución de problemas. Estas son las fases que te ayudarán a alcanzar esa mejora orgánica e introducir el coaching en tu organización en tan solo cinco pasos:

Fase 1: Forming (Formación)

Esta es la fase de Preparación, también denominada fase de Orientación en la que los miembros del equipo tratan de destacar entre sí. Es normal que se haga patente la inseguridad y deficiencia entre los miembros en etapas tan tempranas de desarrollo. Hay una alta dependencia en el líder en cuanto a guía y dirección: El líder dirige.

Fase 2: Storming (Enfrentamiento/Conflicto)

Los miembros luchan entre sí para adquirir posiciones mientras tratan de establecer por sí mismos relaciones con otros miembros del equipo y con el líder. Se forman pandillas y agrupaciones y se pueden dar luchas de poder. El líder actúa como coach y el resto de miembros son sus coachees.

Fase 3: Norming (Normalización)

Los conflictos se reducen y crece la mentalidad de equipo. Se forma acuerdo y consenso en el grupo, el cual responde bien a la enseñanza del líder. Los roles y responsabilidades son aceptados y se entienden de forma clara. El equipo lleva a cabo reuniones para discutir y desarrollar sus procesos y su forma de trabajo. El líder es respetado por el equipo y parte del liderazgo es compartido por el equipo. El líder actúa como facilitador.

Fase 4: Performing (Desempeño)

El equipo trabaja con un buen rendimiento y pocos conflictos, está ya preparado para tomar decisiones sin la necesidad de la participación del líder. El enfoque está en lograr resultados y el equipo tiene un alto grado de autonomía, por lo que es posible delegar tareas y proyectos con seguridad. El líder delega.

Fase 5: Adjourning (Finalización/Disolución)

Esta última etapa, incluida posteriormente en el modelo de Tuckman (1977), ve al grupo desde una perspectiva global e integradora. En esta fase el equipo contempla su disolución y sus miembros se pueden mover a nuevas tareas o proyectos, sintiéndose bien por lo que han conseguido.

Pin It on Pinterest

Share This