667 01 09 00 / 913 23 19 83 info@afloraconsulting.com

Como comentábamos en el post anterior, para cubrir un puesto, las organizaciones pueden seguir dos estrategias distintas. Una primera relacionada con la contratación de una persona externa, y una segunda, en relación con el movimiento de la propia plantilla, ya sea a otro departamento o a un puesto superior. Cuando hablamos de este último caso, nos referimos al ascenso o promoción de un empleado. Cada empresa tiene un sistema propio de promoción, sin embargo, todas presentan un cierto patrón en relación con los 4 pasos clave que hay que seguir a la hora de tomar la decisión de promocionar a un empleado.

Se define la promoción laboral como la mejora de la posición que un empleado ocupa en la jerarquía de una empresa. La promoción no tiene porque conllevar necesariamente un aumento del sueldo, lo que sí implica normalmente es una mayor responsabilidad al estar en un cargo superior al anterior que se tenía.

4 pasos para promocionar a un empleado
  1. Valorar si el perfil del empleado elegido se adapta al nuevo puesto: ¿realmente ese empleado merece el ascenso?

Lo primero, prudencia. Hay que preguntarse: ¿por qué destaca este empleado en su actual puesto? ¿Qué habilidades o competencias le diferencian con respecto al resto? ¿Presenta las habilidades necesarias para desempeñar con el mismo éxito el nuevo trabajo?

Un empleado puede ser eficiente en su actual puesto de trabajo, pero eso no implica que también lo vaya a ser en un puesto superior o que tenga las competencias necesarias como para poder afrontarlo. Cometer este error provoca no solo que eliminemos a alguien productivo del puesto que domina, sino que generemos en él una inseguridad y frustración que promueva una disminución del desempeño.

  1. Por qué este empleado y no otro: ¿Qué puede aportar?

Es necesario que este empleado que es productivo y además posee las habilidades necesarias aspire a esa promoción. Esta aspiración promueve una motivación intrínseca que le moverá a desempeñar y adaptarse de manera más eficiente al nuevo puesto.

Junto con esto, habrá que valorar otros aspectos contextuales que pueden afectar tanto al departamento como a la persona, como pueden ser las relaciones interpersonales entre el grupo.

  1. Reacciones de los empleados: ¿Es justo?

Dado que la promoción se puede entender como un premio, es necesario que este no se perciba como injusto. Se deben presentar de manera transparente los motivos por los cuales se asciende a esa persona y cómo el resto de los empleados pueden cumplir sus objetivos personales o profesionales ya sea en ese puesto o en otros. Permitiendo la movilidad empresarial. De esta manera, se favorecerá la cohesión grupal aumentando el rendimiento del equipo.

  1. Diseña un plan de formación personalizada

Dado que el nuevo puesto requerirá nuevas tareas y competencias es importante elaborar un plan de formación adaptado al empleado promocionado. Favoreciendo su percepción de competencia al poder obtener el dominio de las funciones y herramientas necesarias para cumplir con los objetivos marcados.

Seguir estos 4 pasos para promocionar a un empleado ofrece a la empresa la oportunidad de obtener mejores resultados. Se trata de un proceso donde se deben tener en cuenta las habilidades, motivaciones y capacidades del empleado. Dada la importancia de elegir al empleado ideal, Aflora pone a tu disposición distintos servicios de RRHH como assesstment y de formación, así como de outplacement y coaching con el objetivo de conseguir al trabajador perfecto, sacando la máxima rentabilidad posible a la inversión.

Share This
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?