667 01 09 00 / 91 323 19 83 info@afloraconsulting.com

No hace ni un mes que acabó la selectividad y es tiempo de la elección de carrera.

Es un momento complicado, con muchas dudas… ¿Me gustará la carrera? ¿Tendré buenas oportunidades profesionales en el futuro? ¿Estudio lo que más me gusta o lo que más salidas tiene?.

Lo cierto es que no ha una respuesta correcta a esta pregunta aunque sí algunas recomendaciones.

Según Ramón Egea, director de Recursos Humanos de jobandtalent, la carreras profesionales más demandadas actualmente siguen siendo las relacionadas con la Dirección y Administración de empresas. Cabe reseñar el auge de las nuevas tecnologías de la información, las cuales comienzan a tener un peso más que importante en el mercado laboral.

La tendencia nos lleva hacia el Business Intelligence y los perfiles especializados cada vez son más demandados. La formación en desarrollo tecnológico será clave para los futuros candidatos.

9045254666_a29652749b_b

 

Dicho esto, nos encontramos con la cara B de la moneda, ¿Qué pasa con tu vocación? Bellas Artes, filología, Historia… Lo que siempre quisiste estudiar.  Lo cierto es que, aunque menor, también tienen su nicho en el mercado laboral, sólo que hay que esforzarse un poco más por conseguirlo. Según el último estudio publicado por Adecco, las empresas aseguran que encontrar perfiles profesionales acorde con las necesidades del mercado es mucho más sencillo en disciplinas como las artes gráficas, el diseño o las finanzas que en las áreas de tecnología, informática, telecomunicaciones o ingeniería donde falta experiencia y competencias técnicas, aspectos clave para la contratación.

La decisión sobre qué carrera estudiar es algo que cada alumno debe decidir por sí mismo. Saber qué demanda el mercado o conocer las salidas profesionales puede ayudar en la toma la decisión.

Como conclusión decir que  se debe estudiar algo con lo que vayamos a sentirnos realizados; dedicar años a una carrera sólo por la posibilidad de un futuro menos incierto pero con el que no se va a ser feliz sólo conduce a la insatisfacción. Quizá ocupar una posición peor remunerada te haga sentir más feliz que un puesto de mayor responsabilidad del que no se disfrute. 

Amparo C. Torrús

Aflora Consulting